Asociate CN

Fin a otra ilusión

Notaa

Ayer por mayoría de penales, la final por el ascenso quedó en manos de Huracán las Heras tras empatar 2 - 2 en el partido de la vuelta. En Mendoza, el resultado fue el mismo, por lo que la definición quedó relegada a los tiros de penal.

Finalmente la posibilidad de volver quedó solo en un sueño ya que por penales, Central Norte perdió la final por el ascenso al Federal A frente a Huracán las Heras de Mendoza.  La suerte le jugó en contra y lo terminó por perder por errores propios. Si, así mismo, porque no lo supo definir en los 90 minutos, porque no supo imponerse en el resultado y por sobre todo, porque las fallas que siempre tuvo como equipo, se evidenciaron más que nunca en los últimos partidos dejando que esto, lleve los nervios a tal punto que no se puedan manejar.

Desde el arranque, algo no estuvo bien. A los 2´de iniciado el encuentro increíblemente Huracán las Heras se encontró con un gol "tempranero" en manos de Maximiliano Herrera, quien tuvo la posibilidad incluso, de rematar solo frente al arco del "gato" Rodríguez marcando así la diferencia para el visitante.

Esto provocó que el Cuervo entre a jugar con los nervios en contra, buscando llegar al arco rival con una sucesión de intentos fallidos y dejando espacios libres en la defensa que "el globo" aprovechaba de contraataque, ya que tenía a su favor la diferencia del gol y la tranquilidad que esto le daba.

Se buscó durante todo el primer tiempo e incluso Rioja, hizo unos cambios que lleven al equipo a buscar con urgencia el empate. Pero quedaron solo en intentos, ya que el desorden del plantel no solo se evidenciaba en la defensa a la hora de responder a los contraataques sino que también, se notaba cuando el equipo llegaba al arco rival sin poder concretar una jugada bien armada.  La más clara la tuvo Reyes sobre el final del primer tiempo que tuvo la chance de rematar frente al arco de Agüero y se fue desviado por arriba del travesaño. Con este desalentador panorama se retiraba el Cuervo a los vestuarios, dejando atrás un intento de buen juego pero con falencias imperdonables que le estaban costando en el resultado final.

Durante el segundo tiempo, Central salió decidido a cambiar su suerte. Buscando por todos los frentes en intentado llegar al arco sin poder concretar una jugada que terminara en gol. Nuevamente un error propio fue lo que le dio más ventaja aún a Huracán, ya que tras una pésima salida del "gato" Rodríguez le dejó la pelota servida a los pies de Lucero, quien no perdonó y casi desde mitad de cancha remató al arco marcando el segundo para "el globo" y dilapidando así la ilusión de las más de 18.000 almas que no podían creer este resultado. El "baldazo de agua fría" sin embargo, le dio un impulso al Cuervo que con garra buscó achicar diferencias. La oportunidad llegó a los 25´ tras un rebote en el área de Huracán que le quedó a Matías Fernández y no dudó en mandarla al fondo del arco rival, despertando una esperanza para todos. Minutos después, a los 30 fue Puntano (que nunca bajó los brazos a la hora de "pechar") quien tuvo su descargo y marcaba así el empate que los llevaba directo a los penales.

La definición que no pudo ser

DSC 0683

Los penales son una lotería siempre y no sabe de justicias ni de méritos...tampoco de nombres; los gana el que la  "emboca" y no hay más vueltas. No sirve si se jugó mejor, si se tuvo mejor campaña, si es mejor plantel; lo único que vale es que la pelota entre.

El arranque quedó en manos de Huracán y fue "el gato" quien se lo atajó a Lucero. El turno llegó luego para Central, increíblemente Ceballos lo erró, dejo en igualdad el resultado. La posibilidad la tuvo Guerra quien lo concretó por ende, al ser luego el turno de "la perla" Reyes, se debía acertar. Pero como ya se dijo, la suerte no sabe de nombres y su disparo terminó siendo atajado por Agüero. Dejando la ventaja para "el globo". Pistone para Huracán lo acertó y por su parte, Krupoviesa hizo lo mismo. Llegó el turno de Moyano quien acertó al igual que Ortega dejando hasta el momento en 2 - 3 el resultado. Barrera para Huracán lo erraba dejando en Diego Sueldo (último penal) la posibilidad de igualar y repetir la ronda, pero al igual que todos los sucesos de la tarde, increíblemente lo mandó por arriba del travesaño y con ese disparo se fueron todas las ilusiones y esperanzas del pueblo azabache.

Las lágrimas no se pudieron contener ante el resultado adverso y al ver cómo una vez más se escapó de las manos el tan anhelado ascenso.

Lo rescatable: Como siempre el aguante, el amor, la pasión de la gente. Esa que acompaña en todo momento, que no se dio por vencida hasta el último momento, es que sufrió, que lloró y que todavía está dolida, pero que sigue, que se la "banca" como siempre porque ser "Cuervo" no es para cualquiera.